Menú
 

Cámaras de videovigilancia en comunidades de vecinos

Cada vez es más común encontrarnos con cámaras de seguridad en las zonas comunes de las comunidades de propietarios, ya que suponen un extra de protección y reconocimiento ante cualquier acto vandálico.

Instalar un sistema de seguridad en la comunidad no es asunto solo de grandes comunidades de vecinos o urbanizaciones, hoy en día todo tipo de comunidad tiene la posibilidad de instalar estos sistemas de forma económica y existen diferentes sistemas en función de las necesidades de los vecinos.

Entre las ventajas de instalar un sistema de videovigilancia en sus zonas comunes se encuentra el efecto disuasorio, evitar la realización de actos vandálicos o dañinos en la comunidad, además de la grabación de imágenes como prueba, evitar intrusismos o controlar desperfectos.

Actualmente muchas comunidades también deciden instalar cámaras de seguridad para controlar asuntos como la ocupación de viviendas o el uso de las mismas para actividades ilícitas.

¿Dónde puedo instalarla?

Dependiendo del tipo de comunidad se pueden colocar en diferentes zonas. Por ejemplo:

  • Si se trata de un edificio sencillo, las cámaras pueden ubicarse dentro en el portal de acceso, examinando los puntos de interés como escaleras, rampas, salas de trastero o contadores, etc.
  • Si se trata de una urbanización con varios edificios cerrada, pueden estar colocadas en las instalaciones al aire libre (porterías, pistas, parques, pasillos, salas de mantenimiento…) o en el interior como mencionamos en el párrafo anterior (portales, escaleras, porterías interiores, salas de contadores…)

¿Qué ocurre con la protección de datos? ¿Quién tiene acceso a las imágenes?

En primer lugar, para cumplir con las normativas de protección de datos, la comunidad debe señalizar correctamente que la zona está videovigilada, un cartel informativo que además incluye la normativa y los datos de la empresa o responsable de las imágenes.

Cuando se instala una cámara en una comunidad de vecinos, se suele asignar un permiso para visualización de las imágenes a la persona responsable de la comunidad (presidente y administrador normalmente). Siempre que se requiera la visualización de las imágenes, según el sistema implantado se debe cumplir con la normativa estipulada (visualización en tiempo real o visualización simple de imágenes).

Por otro lado, la protección de datos también implica que las cámaras de seguridad se deben colocar por normativa dentro de las instalaciones de la comunidad, tampoco pueden enfocar a las viviendas particulares.

Cuando una comunidad instala cámaras de videovigilancia, puede optar por la compra y mantenimiento o por una opción asequible como el renting integral que incluye todo. El mantenimiento asegura el cumplimiento de todas las normativas a través de la empresa instaladora.  

 

Desde B+Safe nos aseguramos de que se cumplen al 100% todas las normativas, además de garantizar la máxima calidad en nuestros productos y servicios.

Conozca nuestra gama de sistemas de seguridad y le asesoramos personalmente.

 

 

Contacta con nosotros