Menú
 

Móstoles incorpora desfibriladores

El municipio madrileño de Móstoles ha dado un gran paso en materia de prevención ante infartos y paradas cardíacas. El proyecto 'Móstoles, Ciudad Cardioprotegida' continúa en crecimiento con la instalación de desfibriladores en dependencias municipales y coches policía.

La iniciativa, promovida y propuesta en sus inicios por dos policías del municipio, consta de la instalación de unos 30 desfibriladores en la localidad, 5 de ellos situados en los coches policía. Los agentes suelen ser los primeros en llegar al lugar de los hechos, por lo que la disposición de un desfibrilador en un coche patrulla es fundamental para acortar tiempos de asistencia ante una emergencia cardíaca. El resto de los equipos están destinados en instalaciones municipales con gran afluencia de público, como los campos de fútbol Iker Casillas.

Los equipos instalados son de última generación, Desfibriladores Operacionales Conectados (DOC) de la empresa B+Safe, que están las 24h conectados y ofrecen además de un telecontrol del equipo con envío de alertas, un sistema de tele-asistencia verbal al usuario al coger el desfibrilador, activación preferente del protocolo de emergencias, con llamada al 112 y envío a al servicio de emergencias las coordenadas exactas donde se encuentra el desfibrilador y la víctima.

B+Safe también formará a unas 300 personas en reanimación cardiopulmonar (RCP), Soporte Vital Básico (SVB) y uso del desfibrilador DOC. Estas técnicas son fundamentales y están homologadas para actuar frente una parada cardíaca.

En España se producen anualmente 30.000 paradas cardíacas. Poco a poco se está avanzando en la prevención de este tipo de accidentes cardiopulmonares con la implantación de desfibriladores de uso público.

País Vasco, Cataluña, Andalucía, Canarias, Asturias, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid ya han decretado la instalación obligatoria de desfibriladores en lugares concurridos. En el caso de la Comunidad de Madrid, los centros e instituciones con obligación de disponer de un desfibrilador tienen de plazo hasta septiembre de 2018 para adecuarse a la nueva normativa, que incluye una mejora en la atención temprana exigiendo conexión con el 112.

Móstoles es uno de los municipios, que además de adecuarse a esta nueva normativa, está comprometido con la salud cardiovascular de sus vecinos y por ello quieren seguir ampliando la red de desfibriladores de 'Móstoles, Ciudad Cardioprotegida'.

+Escucha la entrevista completa en Cadena Ser