Menú
 

Gandía amplía con B+Safe la cardioprotección de sus centros deportivos

Gandía es una localidad en la que la salud cardíaca de sus habitantes y visitantes es una cuestión de gran preocupación para el Ayuntamiento, de ahí la reciente instalación de tres desfibriladores DOC (Desfibrilador Operacional Conectado) en espacios deportivos gandienses para cuidar del corazón de todos los deportistas que anualmente los frecuentan, así como de los trabajadores y todas las personas de las proximidades. La concejala de Deportes del Ayuntamiento de Gandía, Lydia Morant presentó el acuerdo establecido con B+Safe (Grupo Almas Industries) junto a Antoni Deusa, técnico responsable del área municipal de Deportes; y Luis Aguilar, representante de B+Safe en esta región.

La rueda de prensa, que congregó a múltiples medios de comunicación ante el creciente interés por la instalación de desfibriladores, informó de que estos tres dispositivos se incorporan a Beniopa, el campo de fútbol de Roís de Corrella y el Pavelló Raval, recintos especialmente frecuentados por deportistas. Los elementos diferenciales de los tres DOC son su geolocalización, que envía su ubicación exacta a los servicios de emergencia cuando se acciona; la conexión 24 horas, para que siempre esté listo para su uso; y la tele-asistencia, por la cual el usuario recibe el apoyo de un especialista.

B+Safe, asimismo, se hace cargo del mantenimiento de los desfibriladores para garantizar su completa disponibilidad ante emergencias. "Los aparatos son muy intuitivos, pero a pesar de ello la concejalía de Deportes organizó unas jornadas formativas para los empleados de los centros de deportes, clubes y otras personas interesadas con el objetivo de incrementar la seguridad en los recintos deportivos y evitar en la medida posible cualquier tipo de incidencia cardíaca y que pueda ser solucionada con estos nuevos desfibriladores", afirmó Lydia Morant. 

Luis Aguilar, representante de B+Safe, destacó el alto compromiso mostrado por el Ayuntamiento de Gandía hacia la cardioprotección e instalación de desfibriladores, ya que su rápida utilización es crucial para salvar vidas: "intervenir en los cinco primeros minutos tras una parada cardíaca con un desfibrilador hace mucho más probable revertir la parada cardíaca. Los centros deportivos son áreas especialmente sensibles a estas emergencias, así que desde B+Safe aplaudimos la iniciativa de cardioprotegerlos". Esta apuesta del Ayuntamiento de Gandía se enmarca en la reciente normativa de cardioprotección publicada en la Comunidad Valenciana por la cual los desfibriladores son obligatorios en ciertos espacios públicos, entre los que se encuentran los espacios deportivos de más de 500 usuarios.