Menú
 

La clínica doctor Sánchez del Río se suma a la cardioprotección avanzada

Uno de los aspectos esenciales de la cardioprotección es la presencia de desfibriladores de uso público, puesto que son dispositivos esenciales para poder atender con garantías una parada cardíaca. Por lo tanto, el compromiso de entidades públicas y privadas hacia el bienestar del corazón de la sociedad se efectúa mediante apuestas como la realizada por la clínica dermatológica Dr. Sánchez del Río, en Oviedo. Este centro médico ha decidido equiparse con un desfibrilador para sus instalaciones, a fín de ofrecer a sus clientes un compromiso claro con el cuidado cardíaco y hacerlo extensivo a las personas de las proximidades.

Tras más de 20 años de funcionamiento y de reacción rápida para hacerse con las innovaciones sanitarias más adecuadas y actualizadas para la salud de personas, esta popular clínica dermatológica se ha unido al sistema de cardioprotección integral con un Desfibrilador Operacional Conectado (DOC), patentado por B+Safe (Grupo Almas Industries). Por tanto, este establecimiento asturiano refleja su constante acercamiento a las posibilidades médicas punteras y se convierte así en el primer centro de estas características en Asturias en contar con un sistema de cardioprotección. 

Para complementar la capacidad para salvar más vidas, desde B+Safe se ha realizado también formación en Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) a trabajadores de la clínica Doctor Sánchez del Río, así como en el uso del desfibrilador recientemente incorporado. Así, estas personas están capacitadas para atender posibles incidencias cardíacas en sus alrededores y saben emplear el desfibrilador con eficacia y rapidez ante esa clase de circunstancias. 

El bienestar de sus pacientes y de toda persona que se encuentre alrededor de esta clínica dermatológica ovetense es el factor que ha inducido a la reciente incorporación del desfibrilador DOC. "En nuestro afán por velar por una atención integral a nuestros pacientes nos pareció de interés en el momento actual poder disponer de un desfibrilador que les proporcione seguridad dentro de nuestras instalaciones, además creemos que puede ser de ayuda para el vecindario y los transeúntes", ha valorado el doctor Sánchez del Río. El compromiso de esta clínica asturiana la convierte en la primera del Principado con sus características en contar con desfibriladores, un avance en el cuidado cardíaco de aquellos que llevan ya dos décadas confiando su salud en esta clínica y de miles de personas de los alrededores del centro.